Sustentabilidad
, 26 de junio de 2019

Las seis R de la sostenibilidad en el packaging

Compartir
La sostenibilidad ha dejado de ser un elemento de responsabilidad social corporativa para convertirse en eje estratégico y motor de crecimiento de la industria.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU para 2030 fijan varias metas: en la próxima década se debe reducir a la mitad el desperdicio alimentario actual; habrá que gestionar ecológicamente los productos químicos y diseñar un largo ciclo de vida de los residuos; además de disminuir drásticamente la generación de estos desechos a través de la prevención, la reducción, el reciclado y la reutilización. En la consecución de estos propósitos, el packaging debe jugar un papel protagonista.

En su conferencia ‘Films de embalaje multicapa funcionalizados por polímeros creados con recursos renovables', celebrada en la pasada edición de Hispack, el profesor de la Albstadt-Sigmaringen University, Markus Schmid, analizó qué procesos debe seguir el packaging para conseguir reducir la generación de desechos y lograr ser una industria más sostenible. Una fórmula que se resume en seis erres: remove (eliminar), reduce (reducir), renove (renovar), recycle (reciclar), reuse (reutilizar) y repair (reparar).

"Estos son los conceptos que hacen posible la sostenibilidad a la hora de escoger la utilización de materiales para packaging", asegura Schmid, que ha aplicado estos procesos en los diferentes proyectos en los que ha participado, como Bio4MAP, que reunió a entidades y empresas como Aimplas, Artibal o Vallès Plàstic para desarrollar un sistema que facilitara la separación de las diversas capas de un envase a través de una solución de agua soluble PVOH y el uso de materiales biodegradables –procedentes de las hojas de olivos– para su uso en productos como la pasta fresca o los quesos. "A través de la investigación hemos creado un material sostenible que es efectivo como barrera contra la entrada de los gases exógenos que dañan los alimentos", explica el profesor alemán.

En la misma línea se mueven los proyectos Thermowhey y Wheylayer, en los que participan Pimec, Iris, Llet Nostra y la Universidad de Pisa, y que se apoyan en el suero lácteo para fabricar bioplásticos con los que crear envases más sostenibles y tan efectivos como los tradicionales. "Hemos demostrado que el suero mejora las propiedades de protección del packaging, que los envases basados en este elemento son termoformables, que son un sustituto eficaz de los polímeros petroquímicos y que facilitan el reciclaje de los packs multicapas", apunta Schmid, quien considera que este tipo de materiales "debe formar parte de los nuevos conceptos económicos y ecológicos de la industria del packaging".

Protección contra los desechos

La investigación y la fórmula de las seis erres tienen sentido siempre y cuando se enfoquen a cumplir el objetivo primordial del packaging. No importa si el contenido es un alimento, un producto farmacéutico o químico: el envase debe proteger y garantizar la conservación de las propiedades del elemento. Para Schmid, el simple hecho de cumplir con esta función es la mejor arma contra la generación de desechos. "Es la clave de la sostenibilidad: está demostrado que el simple hecho de que un envase sea eficaz en el mantenimiento de un alimento es el mejor aliado contra el desperdicio de comida".

Es por eso que, a la hora de buscar los materiales sostenibles que sustituyan a los convencionales no solo hay que pensar en alargar su ciclo de vida y facilitar su posterior reciclaje, sino que, sobre todo, hay que pensar en que cumplan su principal función. "No existe un material que sirva para todo, por lo que, si hablamos de alimentos, tendremos que analizar los procesos microbiológicos que deterioran el producto, el efecto del oxígeno sobre él, la oxidación de las grasas, el impacto de la luz y los procesos físicos como la pérdida de agua a la hora de escoger el envase que mejor proteja sus propiedades", afirma Schmid.

En este sentido, la industria no solo sabe que no hay un material que sirva como solución única, sino que, en la mayoría de casos, se tiene que apostar por el diseño de envases multicapas, en los que los diversos materiales cumplan su función para que, en conjunto, cubran todas las necesidades de protección del objeto. "El polyethanol es un material muy utilizado por su impermeabilidad, que le permite limitar los procesos de decoloración, pero los envases en los que se usa deben tener otros polímeros que aporten resistencia mecánica y capacidad de impresión, por ejemplo", dice el experto alemán.

Si la sostenibilidad debe ser un motivo para ahondar en la función protectora del packaging, también ha dado motivos para optimizar los diseños hasta el mínimo imprescindible. "Uno de los objetivos para lograr envases sostenibles debe ser reducir lo máximo posible el material utilizado, por lo que hay que minimizar el concepto del packaging sin llegar a comprometer la calidad del producto", indica Schmid.

Finalmente, el profesor recuerda que no todo vale en sostenibilidad y en la sustitución de los materiales utilizados. El objetivo final debe ser siempre garantizar la integridad del producto. "Optaremos por materiales reciclados o procedentes de fuentes sostenibles, pero siendo críticos. Solo escogeremos estas opciones si tenemos la garantía de que seguiremos protegiendo el producto y garantizando la seguridad del consumidor", concluye.

Víctor Solvas, colaborador de Hispack

Fuente: http://www.hispack.com

TAGS: packaging   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

Comenta aquí

OTRAS NOTICIAS
Internacional: China busca reducir residuos con envases ecológicos
Con el país inmerso en una guerra contra la basura con un nuevo sistema de separación de residuos, la autoridad postal de China ha dirigido su mirada a una importante fuente de desechos: los servicios de mensajería.
Envases sustentables: ecodiseño como estrategia clave
El ecodiseño ha sido un eje central de las innovaciones de la compañía, dice la directora de Asuntos Públicos y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile, Paola Calorio, detallando que actualmente el 99% de sus empaques es 100% reciclaje y que anualmente sacan de circulación más de dos mil toneladas de plástico gracias a tecnologías incorporadas hace no más de dos años.
“Red global del Pacto por los Plásticos” busca nuevas empresas socias y establece cuatro compromisos específicos para evitar el uso inadecuado de los plásticos
La iniciativa bajo el marco de la red global del Pacto por los Plásticos denominada “Circula el plástico”, busca ampliar el círculo de compañías socias y en donde además se dieron a conocer cuatro compromisos en este camino hacia la sustentabilidad. El grupo trabajará en la planificación de una Hoja de Ruta al 2025, que será finalizada en diciembre de este año y que se dará a conocer en la Cop25.
Las seis R de la sostenibilidad en el packaging
La sostenibilidad ha dejado de ser un elemento de responsabilidad social corporativa para convertirse en eje estratégico y motor de crecimiento de la industria.
Web: www.packagingchile.cl / Publicidad: rene@packagingchile.cl

Powered by Global Channel