Innovación y Tecnología
, 24 de mayo de 2019

Un bioplástico a base de mango

Compartir
Alumnas de Ingeniería en Bionegocios del Tec de Monterrey campus Sinaloa (México) desarrollan un sustituto de plástico económico y funcional a base de la cáscara del mango.

Fernanda Quiñonez, Aurora Chaidez y Elizabeth Rivera, estudiantes del Tec de Monterrey campus Sinaloa, desarrollaron un plástico biodegradable hecho a base de cáscara de mango, una alternativa sostenible a los materiales tradicionales.

El proyecto nace a partir de su motivación por combatir el gran daño que causan los residuos plásticos en el medio ambiente y saliendo a la luz en un concurso de emprendimiento del campus.

Las jóvenes declararon sentirse preocupadas al ver el impacto ambiental del plástico, ya que muchas de sus consecuencias no son visibles durante el día a día. “Realizar bioplástico nos pareció una forma de hacer un cambio en aquellos que no se encuentran motivados a hacerlo por sí mismos. Ahora, buscarán tener este producto por el simple hecho de ser más barato”.

Después de analizar varios materiales, se percataron que Sinaloa es uno de los principales exportadores de mango en México, por lo que optaron por probarla y descubrieron que brindaba ventajas importantes sobre el resto.

Durante sus investigaciones, las jóvenes se dieron cuenta que las propiedades de la cáscara del mango, mezcladas con los principales componentes del almidón, crean un biopolímero resistente y flexibleque asemeja la consistencia del plástico convencional.

De igual manera, descubrieron que este bioplástico tarda tan solo 6 meses en degradarse, a diferencia de los plásticos comerciales, que pueden tardar más de 100 años. Su primer prototipo se ha enfocado por el momento en producir platos con el bioplástico. Además de su viabilidad técnica, han comprobado también que la producción de su producto podría ser un 80% menor respecto a los platos de plástico y 50% menor a los de unicel (EPS). Su proyecto fue acreedor de una beca del Parque de Emprendimiento e Innovación Sinaloa (PEIS) actualmente siguen trabajando en su desarrollo. Ahora buscan el apoyo de una empresa que les sirva de proveedor de cáscaras para poder formalizar más su emprendimiento.

Fuente: Tec de Monterrey campus Sinaloa 

TAGS: bioplástico   investigación   méxico   materiales   packaging   plástico   tecnología   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

Comenta aquí

OTRAS NOTICIAS
Tendencias: Desarrollan una nueva técnica de descontaminación de papel y cartón para favorecer su reciclaje
El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) ha desarrollado con éxito un conjunto de nuevas técnicas para aprovechar y valorizar residuos biodegradables, tanto de papel y cartón como fracciones orgánicas de origen urbano, para reintroducirlos en el ciclo productivo con un enfoque de economía circular gracias al proyecto BIOSUST.
Los envases de plástico son de gran utilidad, así lo cuenta la historia
Hoy en día los envases de plástico tienen mala fama. Pero la primera versión comercialmente viable del material que ahora es ubicuo, el celofán, se concibió en una época más inocente, antes de que hubiera preocupación por el plástico en los vertederos, el mar o la cadena alimenticia.
ITENE desarrolla adhesivos funcionales aplicados en materiales de packaging
El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) (España) ha desarrollado a través del proyecto ADH-INK adhesivos funcionales (con propiedades barrera y conductivas y con marcadores) y tintas indicadoras de frescura para productos envasados.
Crean papel con algas y pino radiata que sirve para conservar frutas de exportación
Un material biodegradable y fabricado 100% con ingredientes naturales obtenidos a partir de pino radiata y de algas marinas, que además tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas y antimicóticas que permiten prolongar la duración de los alimentos, especialmente fruta fresca, es la innovación que se desarrolla en la Región del Bio Bio, en una alianza estratégica entre la Universidad de Concepción y la fábrica de papel BO Paper Bio Bio, con el apoyo de Corfo.
Web: www.packagingchile.cl / Publicidad: rene@packagingchile.cl

Powered by Global Channel